lunes, 7 de septiembre de 2009

TU CONCIENCIA IV

Recuerda que no existe prisión para la mente, cárcel para el alma, ni presidio para el corazón.



Podrán apresar tu cuerpo por injustas razones, podrán encerrarte en grupos sociales, encasillarte en culturas que no perteneces, aislarte en grupos marginales, pretenderán imponerte una forma de pensar, pero no llegaran a tu mente si no lo permites, llegaran a infundirte sentimientos, pero no controlaran a tu corazón si así no lo quieres, incluso quizá hasta intenten matarte, pero no podrán matar tu alma, porque esta es eterna.


Tu alma es el núcleo de tu ser, es la concentración de toda tu energía, debe ser tu tesoro más preciado, es por eso que debes cuidarla y alimentarla, si llegas a ensuciarla te será muy difícil limpiarla, es tan frágil y tan hermosa como una flor, necesita de luz para vivir, muere si vive en constante oscuridad.


Tu corazón es el símbolo que representa los sentimientos de esta, debes procurar llenarlo de amor y buenos sentimientos, de esta forma podrá latir con la fuerza necesaria, si lo llenas de odio y resentimientos, este endurecerá de a poco hasta dejar de latir.


Tu mente es la representante e intérprete de tu alma y tu corazón, es ella quien te explicara a ti y al mundo lo que sienten estos dos, debes nutrirlo con pensamientos puros y sin prejuicios, así esta pueda mantenerse en armonía, si se encuentra desaseada y llena de malos pensamientos, esta se irá carcomiendo con el tiempo.


Veras que muchas personas despiertan fanatismo por personajes o culturas sin sentido. Si tu lo hiciste o lo haces, debes abrir tus ojos y darte cuenta que aquellas personas o en algunas ocasiones pasiones o simplemente cosas por las que algunos hasta llegarían a dar la vida, no responderían de la misma manera para contigo.


No debes sentirte tan insignificante e inferior a estos personajes y llegar al punto de hacer cualquier cosa por ellos, ni tampoco entregar tu vida a una pasión que lo único que hace es robártela. Tu eres lo esencial en tu vida, eres lo mas importante en ella, si miras a tu vida como una circunferencia, el grado de importancia que deben tener las cosas en ella debe ser desde el centro, que serás tu, hacia los limites de esta, como una onda expansiva.


Debes ayudarte a ti mismo para poder así ayudar a los que están a tu alrededor, no cruces el océano, para ayudar a alguien que se encuentra del otro lado del meridiano, seguramente hay alguien a tu lado que también te necesita, déjate guiar por tus sentimientos y que estos decidan a quien debes ayudar primero, recuerda también la urgencia y el grado de necesidad, quizá alguien muy lejano a ti necesite de tu auxilio con mayor apremio que algún afecto tuyo. Recuerda que la caridad empieza por casa.


Si eres caritativo hazlo por amor, y nunca alardees de tus buenas acciones, no debes gritar lo bondadoso que eres a los cuatro vientos, esto te quitara tu humildad, y al cometer un error, por más pequeño que sea, la gente te condenara con mayor fuerza que algún otro que cometió una atrocidad, su pretexto será quizá que de este se esperaba tal acción, pero de ti no.

2 comentarios:

Dionisio dijo...

Compañero:
Antes que nada, agradecerle por pasar por mi blog y dejar un comentario. Se agradece sinceramente y se lo espera para cuando guste.
Lo segundo que tengo para decirle es que fue un placer leer sus textos. La verdad que son muy originales y se notan que salen desde el corarazón y creo que eso es, por ahí, lo más importante de destacar ya que le da un color o un tinte especial a cada uno de ellos. Lo felicito y le sugiero que siga escribiendo tal cual como lo viene haciendo hasta ahora.
Un abrazo grande y hasta pronto.

lu dijo...

Excelente! sin palabras...